Elliott Murphy acude como cada año a su cita en la sala BBK

Elliott Murphy acude como cada año a su cita en la sala BBK. Y su fiel público responde y llenan la sala. Está claro que sorpresas las justas y que es muy difícil sorprender en un formato como el que se presenta Elliott Murphy sólo acompañado de su fiel compañero Olivier Durand pero los años y las tablas hacen que la gente no se canse año tras año y que acabe metiéndose al público en el bolsillo y haciendo disfrutar a todo el personal.

Muy puntuales los tenemos en el escenario y arrancaron con “Last Of The Rock Stars“. Se hacen una versión donde siendo la esencia la de la original Oliver le da unos efectos a su guitarra que le dan a la canción una vuelta que les queda muy bien. Y como Elliott no se duerme en los laureles nos presenta un tema de su nuevo disco. “You Don’t Come Back To Me” que es marca de la casa. Una correosa “Sweet Honky Tonk“ nos agita en nuestros asientos y arranca las palmas del personal que acompañan a Elliott en la canción. Nos comenta que el Euskera le lía en sus visitas a otros países. Nos comenta que en Japón todo el rato decía “Ezkerrik asko” cuando quería dar las gracias ya que se parece mucho a “Arigato” al pronunciarlo. Siguen con “Take That Devil Out Of Me” y un cosquilleo te corre por la nuca. Oliver nos muestra su maestría a las seis cuerdas y les queda el tema redondo. Se ponen a charlar sobre cuánto tiempo llevan juntos. Veinte añitos y como dice Elliott Murphy nunca le ha visto en todo este tiempo comer queso a Oliver. Un francés que se sale de la norma. Siguen pisando fuerte con “I Want to Talk To You“ y “Take Your Love Away “ donde vuelven a arrancar las palmas del público con Elliott Murphy soplando la armónica a base de bien y potentes los dos con sus guitarras. Todo un placer para los sentidos es “You Never Know What You’re In For“. Te quedas ensimismado hay sentado oyendo la canción para acabar sacudiéndote a base de bien con los dos protagonistas desbocados con las guitarras. . En “Come On Louann” Oliver saca una mini-guitarra a la que mete un brío de los buenos. Los “uhhhhh” que quiere arrancar Elliott Murphy suenan muy bajitos y hay cachondeo por ser domingo. La misma sensación que antes con “On Elvis Presley’s Birthday“. Una parte en la que te acomodas para acabar dando cera con ambos músicos tocando a pie de escenario. Se acuerda del nuevo Nobel de Literatura. Y de cuando le regaló su hermana su primer disco de Bob Dylan. Se hacen “Don’t Think Twice It’s All Right” y “It’s All Over Now, Baby Blue” en homenaje. Turno para  “A Touch of Kindness” donde ambos músicos se compaginan a las mil maravillas haciendo el tema una gozada. Oliver nos vuelve a demostrar la clase que atesora a la guitarra. Vuelven a sacar las palmas a guitarrazo limpio. Y para acabar piden que toda la gente se levante de sus butacas y con las luces encendidas atacan la versión rockera de “Last Of The Rock Stars“ en la que meten el “Shout” de los Isley Brothers que hace que toda la gente no pare de dar palmas y disfrutando de verdad.

En los bises se hacen el “Heroes” de David Bowie. Oliver y Elliott dando botes contagian al público que no para de saltar. Y un tema nuevo “Chelsea Boots” que no desmerece a estas alturas del concierto. Como no puede ser de otra manera cae “Green River” en homenaje a la ría de Bilbao. Y terminan con “Worried man Blues” en clave desenchufado y a capela vacilando al entrelazar sus manos en los mástiles de la guitarra de cada uno.

No creo que nadie saldría decepcionado así que muchos ya estarán reservando plaza para el año que viene.


Lugar: Sala BBK (Bilbao)
Fecha del evento: 15 de enero de 2016
Texto: Antonio López
Fotografía: David Mars (fotografía del concierto que tuvo lugar el otro año en la sala BBK)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *