ZINEMALDIA 2017: DÍA 7

FUOCOAMMARE (Gianfranco Rosi), Italia

Primer documental del festival que trata sobre el drama migratorio en la isla de Lampedusa, el punto más meridional de Italia, donde cada año desembarcan un gran número de inmigrantes ilegales procedentes de África, y las tragedias a las que muchos de ellos se ven sometidos, arriesgando sus vidas para entrar a Europa a pesar de que muchos se quedan en el camino. Todo ello relatado por Samuel, un niño de 12 años, habitante de la isla. Un contraste entre dos realidades tan conmovedoras como brutales.

KIMI NO NA WA/YOUR NAME (Makoto Shinkai), Japón

Hoy tenemos doble sesión de cine japonés, comenzando con esta historia de ciencia ficción en la que los cuerpos de Mitsusha y Taki se cambian y en la que tienen que ir dejándose pistas el uno al otro para ir resolviendo el misterio de por qué les sucede esto.

Una película que seguramente se convierta en un éxito pero que a mí me ha resultado tan sólo interesante y entretenida. Es la típica película que triunfa en Japón, con adolescentes como protagonistas y con una cargante banda sonora que se repite a lo largo de toda la película.

UMI YORI MO MADA FUKAKU/AFTER THE STORM (Hirokazu Koreeda), Japón

Y vamos a por nuestra segunda película asiática del día. ‘After the Storm’ es un drama familiar en el que una familia desunida consigue estrechar vínculos tras verse obligada a permanecer junta durante un tifón.

Si no fuera tan sumamente lenta y yo no estuviera tan sumamente cansada seguramente la habría disfrutado más. Pero a estas alturas del festival son necesarias películas más fluidas que capten tu atención y que luchen contra el agotamiento, y que tengan un ritmo más acelerado que este nuevo trabajo de Koreeda, que resulta bastante plomizo.

AMERICAN PASTORAL (Ewan McGregor), USA

La opera prima de Ewan McGregor como director de largometrajes es la encargada de cerrar la jornada más tediosa a la que nos hemos enfrentado este año. Y ‘American Pastoral‘ no ayudó nada a que nos fuéramos con mejor sabor de boca.

Basada en la novela de Philip Roth que no he tenido el placer de leer a pesar de las buenas críticas y de su premio Pulitzer, el argumento bien podría ser el telefilme del próximo domingo a mediodía. Un padre empresario que solía ser el mejor deportista del instituto, una madre ex-reina de belleza y una hija muy perdida que siente total desapego por su familia que acaba desapareciendo misteriosamente. Un padre que busca a su hija contra viento y marea, a pesar de que la policía le ha informado de que su pequeña puede que esté metida en asuntos un tanto turbios, además de pertenecer a una banda radical activista que se entretiene cometiendo atentados. Pero nada le importa, sólo quiere recuperar a la niña que una vez les quiso y a la que cree que puede salvar.

Pues resulta que cuando parecía que la historia no podía ser más melodramáticamente absurda consigue superarse con un torpe desenlace. Nada destacable. Ni siquiera McGregor, Connelly o Fanning.


Texto: Zaioa López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *