ZINEMALDIA 2016: DÍA 2

LE CIEL FLAMAND (Peter Monsaert), Bélgica

Nuestra primera película de la sección Nuevos Directores vino de la mano del director belga Peter Monsaert, un intenso drama sobre la perversión y el robo de la inocencia en un mundo de aldultos, corrupto y sucio, visto desde los ojos de una niña de seis años desde la más aboluta naturalidad. La historia transcurre en un burdel de curiosa tradición familiar en el que se va a desarrollar la trama, una historia turbia y oscura en la que las dudas y la desconfianza son la base de la misma.

Ayudadas por el tío Dirk, quien se encarga de hacer compañía a la niña cuando la madre y la abuela trabajan, un horrible suceso hará que nadie quede impune de auto-culpa, reflexionando sobra la moralidad de tomarse la justicia por sus propias manos. Una pequeña joya que merece mucho la pena.

VIVIR Y OTRAS FICCIONES (Jo Sol), España

La película de Jo Sol nace como continuación de su anterior cortometraje, ‘El taxista ful’ (2005). En este corto se trataba la historia de José, un taxista de Barcelona que hace su servicio con taxis robados. José es uno de los dos personajes protagonistas del largo ‘Vivir y otras ficciones’. Me gustaría decir que la película me resultó al menos interesante, pero a pesar de apoyar y entender el fondo de la misma no conseguí empatizar en absoluto con ninguno de los personajes, resultándome incluso groseros y desagradables.

Con pretensiones de falso documental la película aburre, la interpretación de los actores deja mucho que desear y los diálogos rozan la absurdez en muchos momentos. Pretende ser una película cercana y sencilla, con actores no profesionales, pero lo cierto es que no funciona nada y el interés va cayendo a pasos agigantados.

Una lástima, ya que su propuesta sobre las dificultades de las personas que padecen diversidad funcional o transtornos mentales y cómo se unen en una misma historia parecía muy interesante a priori. Plantea cuestiones que, bien tratadas, serían un buen argumento para una película. Lástima que se haya desarrollado de modo tan pésimo.

THE OATH (Baltasar Kormákur), Islandia

Parece que la temática de hoy es la venganza, así que Baltasar Kormákur, que esta vez dirige y protagoniza la película, nos cuenta la historia de un padre dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de sacar a su hija del mundo turbio en el que se ve inmersa.

Ante la presencia de un muy cuestionable novio de su hija y las continuas amenazas por su parte, Finnur decide tomar una serie de decisiones que, acertadas o no, tendrán sus consecuencias.

Un film con un estupendo sonido y fotografía, una buena narrativa y un correcto desarrollo. Imperfecta, pero muy aceptable.

FLORENCE FOSTER JENKINS (Stephen Frears), Reino Unido

Anunciamos ya la enésima nominación a los Globos de Oro y los Oscars de Meryl Streep. Da lo mismo lo que haga esta mujer, siempre es un éxito. Y ‘Florence Foster Jenkins’, sin ser una obra maestra, sí es una divertida película en la que, por encima de todo, destacan las interpretaciones de cada uno de sus actores y actrices. Por supuesto Meryl llevando toda la carga emocional e interpretativa.

Lo que antes falló en ‘Vivir y otras ficciones’ es en ‘Florence Foster Jenkins’ todo un derroche de buena interpretación, de cómo un actor o una actriz pueden hacer que empatices con los personajes a los que representan. Meryl Streep está, como siempre, soberbia. Pero cabe mencionar a los dos actores que acompañan a Florence. Hugh Grant, interpretando al marido de Florence, un hombre que la quiere por encima de todo pero con más cariño que amor marital, está sorprendentemente brillante. Y en Simon Helberg, nuestro Howard Wolowitz de «The Big Bang Theory«, como el pianista y compañero inseparable de fatigas de Florence, recae la parte más cómica de los dos personajes masculinos. Está claro que Simon podría llevar fácilmente una película cómica de cine mudo, sólo con su expresión ya resulta desternillante y así lo demostró la sala, que rio enérgicamente en cuanto apareció en pantalla el primer fotograma del actor.

Stephen Frears dirige una simpática comedia basada en hechos reales, sobre una mujer que quiere convertirse en una afamada cantante cuando la realidad es que sus dotes como tal son más bien inexistentes. Tanto es así, que su reputación como cantante le hace llenar de público sus recitales, pero sólo con la intención de comprobar la certeza de si Florence es tan mala como cuentan las malas lenguas. Y cuánto cariño se le coge a Florence.

Divertida y entrañable, ‘Florence Foster Jenkins’ es una buena pelicula con la que acabar la jornada de hoy, tan dramática.


Texto: Zaioa López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *