ENTREVISTA A LA ORGANIZACION DEL MUNDAKA FESTIVAL

En menos de una semana arranca la segunda edición del Mundaka Festival. En DeRuting entrevistamos a la organización del festival para conocer más en detalle cómo se organiza el festival.

¿Cómo surgió la idea del festival?
Teníamos ganas de hacer un evento diferente, con la gastronomía y nuestra costa como referentes, además de la música en sí misma. Creíamos y creemos que el tamaño sí importa, y huimos de las grandes concentraciones. Dar visibilidad a nuestra escena, nuestros productos, nuestra ola, nuestra cocina era y es el reto, un reto muy tentador.

¿Recibís algún tipo de ayuda o subvención?
Tenemos el apoyo de los patrocinadores e instituciones que aparecen en el cartel, cada uno en la medida de sus posibilidades y les estamos muy agradecidos. No es fácil apoyar un festival de mediano formato que además ni puede, ni quiere crecer.

¿Qué nos podéis contar sobre los dos premios ganados en la primera edición de Iberian Festival? ¿Fue todo una sorpresa para vosotros? ¿Qué expectativas teníais?
Como bien dices, fue toda una sorpresa, y muy emocionante. En la perspectiva de seguir aprendiendo, mejorando para esta segunda edición, no entraba la posibilidad de que la industria se hubiera fijado en nosotros. Seis nominaciones y dos premios eran impensables, teníamos la sensación del trabajo bien hecho, pero ni podíamos imaginar que la recompensa fuera tan alta.

¿Cómo fue la influencia de gente en vuestra primera edición?
Hemos tenido la suerte de contar con el apoyo y la asesoría de gente muy prestigiada en el sector, líderes en proyectos musicales y culturales importantes como el Cruïlla Festival, ACCES, Kultura Live, Mestizo Producciones, MIE…

¿Cuántas personas están involucradas en el proyecto, y cuántas trabajan para el mismo durante los días de festival?
Lo que denominamos «El Alma del Festival» somos una docena de personas, durante la celebración, en los días del festival unas 75 personas.

¿Qué se vende más: el abono para los tres días o las entradas de día?
Está bastante equiparada la venta.

Debido a la amplia oferta musical, ¿cómo conseguís captar a los grupos para que decidan ir al Mundaka Festival?
Pues por el encanto, básicamente. No podemos competir con las grandes citas, este festival no se hace a golpe de talonario, pero el trato, el espacio, el concepto en sí lo hace muy interesante para las bandas.

¿Quién selecciona las bandas y bajo qué criterio?
Hay un departamento de booking que cuida la línea editorial, pero tod@s estamos o hemos estado muy vinculados a la música y eso ayuda mucho. El reto en el cartel es huir de los tópicos, del cartel clónico. No queremos ser «más de lo mismo» Estamos locos, pero sabemos lo que queremos.

¿Cuál es el secreto para hacer de un festival un proyecto sostenible en el tiempo?
El secreto debe ser cocinar a fuego lento, con mucho cariño, empatizando con el público, atentos a sus deseos…

¿Qué expectativas tenéis puesta en esta nueva edición? 
Que la gente se vaya a casa con la sensación de haber vivido algo digno de recordar y que esa experiencia les haga repetir

¿Para cuándo tenéis prevista la próxima edición 2017?
Si todo va bien no tenemos ninguna duda que habrá 2017. Nacimos con la vocación de establecernos como cita fija en el calendario y esa es nuestra voluntad, para eso trabajamos.


Texto por David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *