BILBAO BBK LIVE 2016 (SABADO)

La última jornada del Bilbao BBK Live estuvo cargada de un magnífico elenco de bandas que hicieron bailar, saltar, sonreír y disfrutar de la jornada festivalera, el único pero que se puede poner son los jodidos solapes, pero es algo que ya estoy acostumbrado y en un festival de tan magnitud es lo normal.

Mi primera parada fue en la carpa para volver a ver a Soleá Morente, si en la jornada anterior la vi y flipe, hoy quería repetir. Allí fui. Durante todo el concierto se veía a Soleá feliz en el escenario, dominandolo y haciéndolo suyo moviéndose con naturalidad y con esa gracia que atesora y a esto hay que sumarle sus músicos, hacen su papel de maravilla. Se me hizo corto el concierto pero estoy seguro que en breves volveremos a cruzar los caminos.

Terminado el concierto me fui a todo correr al Stage principal para ver a Courtney Barnett, venía en fecha exclusiva y con su segundo trabajo “Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit”. Nos ofreció un concierto amenizado de indie rock de corte americano con una puesta en escena envidiable, los fotógrafos se flotaron bien los ojos.

Ahora tocó turno a Father John Misty, de nombre de pila Joshua Tillman integrante del super grupo Fleet Foxes. El concierto fue vibrante, no paró ni un segundo de moverse de un lado al otro, de bajar donde el público, de ponerse de rodilla. Dejó un comentario para el recuerdo, dijo que este festival hay mujeres guapísimas y buenas drogas. Como colofón final se marcó “I Love You, Honeybear” donde le vimos en estado puro, tirándose por el suelo como si estuviera en la playa. Genio y figura hecho. Acto seguido me dirigí a la carpa para ver los últimos compases de Juventud Juché, sonaba muy bien pero hacía un calor para derretirse.

Antes del anochecer salió Tame Impala al escenario principal, el cabeza de cartel junto a Foals. Los australianos se han convertido en pocos años en unos auténticos monstruos de hacer vibrar al público, cosa que sucedió desde el primer tema “Nangs” y se ganaron rápidamente al personal con ‘Let It Happen’, corroborando poco después con las efectivas ‘Mind Mischief’ y ‘Elephant’ que tienen un buen lugar guardado en el corazón de los fans de su brillante “Lonerism”. Kevin Parker y los suyos se marcaron uno de los mejores conciertos de la noche y del festival con una propuesta de rock psicodélico llevado en canciones al pop se ganaron el corazón de todos.  Se marcaron un setlist que sonaron “Apocalypse Dreams”, la legendaria “Feels Like We Only Go Backwards” y “Daffodils” por mencionar alguna. Brillante concierto y otro puntazo que se anotó la promotora Last Tour con este pedazo de grupo.

Toco turno para Editors, la banda inglesa estaba de vuelta en kobetamendi con su nuevo disco publicado el pasado año “In dream”. Tom Smith salió al escenario con las primeras notas de la emotiva “No Harm” de su nuevo álbum. Tras este toque melancólico, el concierto empezó a coger ritmo sin parar con “Sugar”, “Smokers Outside the Hospital Doors” y “The Racing Rats”.  Con “Forgiveness” establecieron la solidez que mantendrían hasta el final, luego interpretaron “Munich” uno de sus principales hits. No se puede negar que los de Birmingham cuidaron con esmero el setlist entrelazando los temas más míticos de sus primeros trabajos. Para terminar el concierto se marcaron “A ton of love”, “Papillon” y “Marching Orders” poniendo fin a las casi dos horas de un inolvidable concierto por parte de una banda totalmente entregado a su público

A las 00:20h el escenario principal estaba repleto de gente, para ver el directo de Foals. Fueron lo suficiente valientes para mojar el apetito de los aficionados y emocionar a los que no les conocía. Arrancaron el concierto con “Snake Oil” y “Olympic Airways”. La banda de Oxford completo un apoteósico concierto para poner punto y final a una gran noche. Donde entre el público se podía escuchar palabras tales como: arrogancia, divertido, sorprendente, es que estos chicos liderados por Yannis transmitieron muy buenas vibraciones. Sonaron canciones como «Providence», «Spanish Sahara», «Late night»… aparte de todo este musicon prepararon un inolvidable traca final con “Inhaler”, “What Went Down” y “Two Steps, Twice” que hice bailar a todo kobetamendi al ritmo de los británicos.

Llegó el turno de Soulwax que aguante un par de temas antes de partir hacia la carpa para  terminar la noche con Wolf Alice, hicieron de las suyas y pusieron patas arriba una carpa a rebosar que tenía ganas de disfrutar y bailar, a pesar de que hubo momentos que no sonaba bien las canciones me encantaron, en especial la voz de Ellie y el buen hacer del bajista. Después de este concierto tocó turno de los Djs y sus pinchadas.

En resumen, han sido tres grandes de dias conciertos, showcases programados por la ciudad que han hecho las delicias de todo los presentes, desde DeRuting agradecer a la organización Last Tour por traer esta buena música y esperamos que la siguiente edición sea igual o mejor que esta. Larga vida al Bilbao BBk Live y ya con ganas de una nueva edición.


Lugar: kobetamendi (Bilbao)
Fecha del evento: 09 de julio de 2016
Texto: David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *