Dentro de las abundantes citas para presentar su nuevo disco “Vigorexia Emocional” (2015), Pablo Und Destruktion volvió a Bilbao para realizar uno de sus singulares y extraordinarios conciertos, en esta ocasión muy bien acompañado. Pablo González (Doctor Explosion) a la batería, Dolfo Montes a los teclados, bajo y gaita, y Javier Bejarano con una acústica tocada con arco a modo de violonchelo fueron los músicos que formaron la banda del asturiano.

Con su característica voz grave, fue desgranando las canciones que forman parte de su último trabajo. Los Días Nos Tragarán, la bailable A Veces la Vida es Hermosa o Mis Animales se muestran soberbias, directas y potentes ya en sus versiones de estudio. Teniendo eso en cuenta, en directo ganan aún más enteros con una rotundidad apoyada por infinidad de momentos de dominación del sonido y el ritmo de manera ejemplar. Matices que viajan de la caricia de los arpegios de guitarra al ruidismo de la electricidad y la percusión. Distorsión y golpe. Ecos y aullidos. La tradición de la canción de autor interpretada por un compositor que también bebe del punk y el post-punk.

No olvidó canciones pasadas, aunque en cierto modo, también recientes. Entre otras, del EP “Funeral de Estado” (2014, compartido con Medievo) rescató una tremenda La Paz de Los Justos, de “Sangrín”(2014) recuperó Powder o El Aire Puro y de su debut “Animal con Parachoques” (2012) Pupilas Dilatadas de Ira, demostrando una vez más que sus temas publicados durante los últimos años forman un conjunto a tener muy en cuenta.

Ya en la recta final, con el ataque de Califato y Por Cada Rayo Que Cae quedó demostrado que el estado de forma de su proyecto en directo es sobresaliente. Un concierto para el recuerdo, sobrio y certero. Al grano. Canciones, sonido, mensaje y actitud.


ugar: Cotton Club (Bilbao)
Fecha del evento: 12 de diciembre de 2015
Texto: ruben
Fotografía: Laura Madroñal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *