NIKKI HILL en el Antzokia

Tercera visita del Sr. Y la Sra. Hill  al kafe Antzokia de Bilbao que vinieron con su nuevo álbum “Heavy Hearts, Hard Fists” recién salido de fábrica.  Un trabajo que es una auténtica joya, combina innumerables estilos desde el soul al rock and roll pasando por el blues.

Un cuarto de hora antes que arrancara el concierto, la sala estaba casi vacía, pero cuando arranco el concierto se llenó como en las buenas ocasiones. La mayoría supongo que estarían en la sala BBK viendo la película “Vinyland” o en el colegio de abogados viendo el concierto gratuito de los legendarios Mama.

Si en su anterior concierto me quede con cara de tonto en esta seguimos en estado de shock después de ver tal brutal concierto. Fue el primer concierto de la gira y si en su anterior visita colgó el cartel de “Sold Out”, en esta ocasión, pese a ser miércoles estuvo a punto. La puesta en escena de Nikki Hill se aleja bastante de lo que podríamos esperar si nos ceñimos a la escucha de sus trabajos de estudio, y que dista mucho de la típica cantante de blues-soul.

Enfundada con un ajustado pantalón negro y una camiseta con un lazo a la espalda,  un look totalmente rockera que a continuación nos esperaba. Pasados unos minutos sobre la hora prevista apareció Nikki junto a su marido y guitarrista, Matt Hill, componen la banda Ed Strohsahk al bajo y Joe Meyer a la batería, sólidos músicos que hacen su trabajo a la perfeccion, dejando el trabajo sucio a Matt a las cuerdas, y sobre todo, para la prodigiosa voz de Nikki.
nikki_antzo_2015_7
Fue una descarga de buena música que combino soul, blues, boogie y rock y donde pudimos escuchar canciones de su primer trabajo (“Here’s Nikki Hill”, 2013) como  “I’ve Got A Man” y “Ask Yourself”, donde se fueron intercalando con temas del nuevo álbum, donde sonaron “Struttin´”, “Mamma wouldn´t like it” y la balada “nothing with you”, que se la  dedicó a su marido Matt y con memorables versiones: la clásico de Chuck Berry “Sweet Little Rock and Roller”,“lights out” compuesta por el Dr John y popularizada por su primo Jerry Byrne. “Keep a Knockin´” de Litle Richard y la apoteosis llego con “I´m a rocker” de ACDC que acabó de poner patas arriba la sala, a la cual el público respondió con una merecidísima ovación.

Hubo un rotundo bis, donde se marcaron “oh my” de Litle Richard y “twistin´ the night away” de Sam Cooke, que se encuentra grabada en el nuevo disco. Como anécdota en el bis salió Nikki con una tarta para celebrar el cumpleaños del bajista. Bonito detalle.

En definitiva fue un concierto brillante, donde me volví a casa contento después de a ver disfrutado durante hora y media de su fantástica voz y su tremendo carisma sobre el escenario. Pero más allá de las inevitables comparaciones, Nikki tiene todo un futuro por delante para fraguar su propio espacio entre las grandes del género.

Finalizado el concierto, Matt y Nikki Hill recibieron a todos los que nos acercamos al puesto de merchandising, donde vendieron y firmaron un buen puñado de discos, y se fotografiaron con todo aquel que se acercó a ellos, me incluyo entre ellos.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del evento: 18 de noviembre de 2015
Texto: David Mars
Fotografías: Lorenzo Pascual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *