IMPERIAL STATE ELECTRIC en el Antzokia

Nueva visita de los suecos y con disco calentito bajo el brazo. Sigue en la senda a lo que nos tienen acostumbrados con ese rock de guitarras y melodías imbatibles.

Poco o nada queda de los añorados Hellacopters. Esta es otra historia y Nicke es un tío que no vive de las rentas y no se duerme en los laureles. Un trabajador del rock y para el rock. Este último “Honk Machine” tiene todos los ingredientes para que sus seguidores no salgan defraudados y sobre todo buenas canciones. A mí siempre me vienen a la cabeza los Raspberries como influencia más definida. Habrá más pero es que es oírles y lo de los Raspberries es muy claro y en este último disco todavía más.

Los primeros en aparecer en escena son los Kilauea a la hora prevista. Grupo de la zona del Duranguesado que nos mostraron a las claras que las escena del rock escandinavo de hace unos años no ha caído en saco roto. Hellacopters, Gluecifer y demás bestias pardas tienen en estos chavales unos representantes natos. El grupo se muestra compactado, con guitarras que se doblan en los punteos y canciones contundentes para ir calentando motores.

Lo de los Highlights ya ha dejado de ser una promesa para convertirse en uno de los mejores  grupos de rock de estos lares. Con un sonido muy bueno el grupo se muestra contundente y sin fisuras. Dos grandes cantantes que dominan sus instrumentos de manera magistral, un batería que fulmina la misma y otro guitarrista soberbio hacen de estos tíos una apuesta en directo a caballo ganador. Saben lo que se traen entre manos y lo manejan a las mil maravillas. Sonaron las canciones del EP “Storming The Gates”. Temas que ya son conocidos por la parroquia que acude a sus conciertos. “F.A.S.O.S”, “Silver Queen”, “Last Sunset”, “Out Of Mind”, la enorme “Blixie” y “Climbing The Hill”. Pletóricos siempre a la hora de tocarlas. Tiempo para un tema nuevo en clave de Boogie “Made To Be Me”. Y paso a una enorme interpretación de “Rock Bottom” que el Schenker, a punto de caer por el Antzoki, se quedaría patidifuso. Apabullantes. Y la guinda del pastel, con todo el público pidiendo a gritos otra más, “The Boys Are Back In Town” que te deja una sonrisa de oreja a oreja.

Con el ambiente ya muy caldeado aparecen Nicke y los suyos. Y desde el primer momento las primeras filas arden y la gente entregada y de bote en bote. Ambientazo. Al principio no da la sensación de que el sonido este bien ajustado pero es que las canciones son tan buenas que al poco pasa a un segundo plano todo lo demás. Dan un buen repaso al último disco que suena de maravilla mezclándolo con temas de toda su discografía. Empiezan con “Let Me Throw My Life Away” del último disco y a la siguiente ya cae “Déjà vu” que es reconocida de inmediato y pone a cien al personal. Un tema cañero del último como es “Guard Down” le sigue esa maravilla que es “Another Armageddon” y que te mete en el concierto para disfrutar cada minuto. Los tíos se muestran encantados con la respuesta del público y se emplean a fondo. Con las ya clásicas levantadas de guitarra de Nicke apuntando al cielo. No hay descanso y temazo tras temazo “Down in the Bunker”, con “More Than Enough of Your Love” te dejas la garganta para dejarte noke pero en la gloria con “Lord Knows I Know That It Ain´t Right”. Vuelta al último con “Anywhere Loud “ para de seguido volver la locura con “Redemption´s Gone“ con esos riff’s tan característicos. Más madera con “Faustian Bargains” para rematar con esa pedazo de canción que es “Just Let Me Know“. Esta sino me falla la memoria la canta el otro guitarrista.  En la recta final no se andan con chiquitas y a tumba abierta con un demoledor “Uh Huh“ que pone al personal fuera de control, un “Reptile Brain” cantado por el bajo que suena punk y demoledor, para acabar apabullándonos con “Throwing Stones“ y el grupo de rodillas al unísono.
imperial_25092015_8
Los bises empiezan más poperos y muy sixties con esas grandes canciones que son  “All Over My Head” y “I’ll Let You Down” para pisar el acelerador y meter unas cuantas versiones que ponen el Antzoki como una olla a presión. Después de un tema a ritmo de rock a lo Chuck Berry le sigue el “Messin With The Kids” de Junior Wells a todo meter, el “Sonic Reducer” de los Dead Boys que vuelve a cantar el bajo y el “This Is Rock ‘n Roll” de los Kids. Con la gente comiéndose el escenario acaban contundentes con “It Ain’t What You Think (It’s What You Do)” y todo el mundo encantado de la vida.

A la salida nos demoramos tomando una cerveza y cuando vamos al puesto de merchandising para pillar el último de los Imperial en vinilo ya no queda ninguno. Pero de estos ni de los otros grupos. Por algo será.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del evento: 25 de septiembre de 2015
Texto: Antonio Lopez
Fotografías: Lorenzo Pascual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *