Los Brazos

Hace unos días tuvimos la suerte de entrevistar a unos de los grupos más potentes y con mejor directo que se pueden escuchar hoy en día, estamos hablando del trió Los Brazos que a comienzos de septiembre sacaron su nuevo álbum “GAS”.

Arrancamos la entrevista…

Estaréis hartos, pero nos podéis contar un poco la historia del grupo.
Estamos agradecidos, y mientras tengamos la cabeza en buen estado lo seguiremos estando.

Los Brazos somos tres personas que nos conocimos por casualidad en las inmediaciones de un escenario. William, cantante y guitarra, tenía un bar de copas y un trío con el que tocaba todos los jueves en aquél lugar. Koki y Txemi tenían un grupo también y en dos ocasiones las bandas habían compartido escenario. Como Koki y Txemi son como son, solían ir a ver a Will los jueves. En alguna ocasión tocamos los tres juntos, y aquello sonó bien, así que empezamos a quedar, y nos dimos cuenta de que teníamos mucho en común, aparte de los gustos musicales: no nos gusta repetir conciertos, nos gusta la gente, nos gusta pensar las cosas y hacerlas lo mejor posible y sobretodo nos tomamos en serio la idea de que la música es entretenimiento y que la gente valora su tiempo libre.

La primera vez que quedamos para tocar nos quedamos cinco horas allí: una gozada. Decidimos que para dar a conocer un proyecto hay que tocar conciertos y empezamos a disparar a todas partes, grabamos unas versiones, aquella grabación se acabó publicando y empezamos a hacer independientemente todo lo que buenamente pudimos por darnos a conocer, creciendo poco a poco pero sin parar, al principio solos, luego con la ayuda de María Presmanes y Borja Gutiérrez haciendo las veces de representantes… y ya después de dos discos Rock Estatal Records decidió que el tercero necesitaba darse a conocer en condiciones, y nos empezaron a ayudar con la promoción.

Y ahora somos los tres amigos más un equipo pequeñito pero grandioso.

¿Estáis a gusto tocando en formato trio? ¿ésa era vuestra intención desde el principio?
Totalmente, estamos muy a gusto y era nuestra intención desde el principio: es cómodo, ágil para tomar decisiones (musicales o no musicales) y también para moverse en general. El trío obliga a pensar las cosas, a mantener la tensión, a exprimirse. Es lo básico, y siempre es motivante intentar hacer más con menos.

Ha habido grandes tríos en el rock: ¿alguno con el que os sintáis identificados?
No particularmente: por supuesto tomas ideas de cualquier lado y los grandes tríos son un lado muy interesante, pero no queremos encorsetarnos y queremos sacar ideas de bandas con dos, tres y siete componentes tanto como de orquestas, solistas, o lo que sea. La música es música se haga como se haga: no nos cerramos puertas y creemos que somos un trío peculiar en ese sentido: ni mejor ni peor, pero bastante distinto a otros que hemos oído. No sonar a trio es de hecho un reto al que nos gusta enfrentarnos.

¿El grupo os ocupa full-time u os dedicáis también a otras cosas?
Trabajamos los tres, ahora mismo estamos bien así, nos gustan nuestros trabajos y podemos mantenerlos debidamente.

Presentáis vuestro tercer disco “Gas”. ¿Las cosas os están saliendo como teníais pensado?
Las cosas las hemos pensado mucho y las seguimos pensando mucho. Están saliendo quizá hasta mejor de lo que creíamos que saldrían. La gente está acogiendo la propuesta muy bien. El objetivo es pasarlo bien todos juntos y eso le cae bien a cualquiera.

He leído que en dos días lo teníais todo listo: ¿lo teníais muy currado?.
Trabajar antes de ir a grabar es vital, es de puro cajón que si vas a grabar lleves el material trabajado. Lo raro es tardar tanto como se tarda habitualmente. Creemos que usar la cabeza ahorra tiempo, dinero, y una pasta en aspirinas. Al final en algún momento hay que decidir, así que nosotros decidimos cómo serán los temas antes de grabarlos. Aunque siempre hay margen para improvisar un poco cuando grabas, claro.

Lo grabáis en directo: ¿es la manera de captar la esencia de las canciones?
Todo influye al grabar, sí: hacerlo en directo le da vida a la grabación en sí y a las canciones, que cogen otro sentimiento y otra vida.

¿Os imagináis algún día con un productor que os diga cómo quiere que suenen las canciones?
No hemos encorsetado absolutamente nada de nuestras ideas, somos completamente abiertos: si viene alguien de fuera y tiene mejores ideas que nosotros será bienvenido. Eso sí: si no nos gusta lo que dice sencillamente tendrá que mejorar sus argumentos, mejorar sus ideas, o coger la puerta, porque preferimos ser oficinistas a mentir al público. Lo que se oye ahora es exactamente lo que queremos hacer, es sincero y natural: esperamos nunca grabar cosas que no queremos grabar, a salvo que sea por una razón de mucho peso.

El disco suena cañón. En directo las canciones tienen que chutar de maravilla. Me imagino que tendréis la agenda llena de conciertos, ¿no?
Muchas gracias, estamos muy contentos con el sonido: todos nuestros esfuerzos van encaminados al directo cuando componemos, así que creemos que sí :“chutan” muy bien  en directo  (al menos para nuestro gusto, claro). Tenemos la agenda casi permanentemente llena, solemos mantenerla al día en redes y en la web: losbrazos.com. Nos gusta demasiado tocar conciertos y esperamos no parar mientras podamos: es divertidísimo.

En los blues-rock potentes lo bordáis pero temas como “Not My Kind”, “Say My Name” o “Rose Tree” le dan variedad al disco: ¿os gusta moveros en distintos terrenos musicales?.
No creemos que a nadie le guste solo un estilo. La cosa es que normalmente los grupos se circunscriben a uno concreto y nosotros estamos siempre mirando cosas que sorprendan, que hagan de los discos y los conciertos algo más divertido y también transmitan más información. La gente al final no quiere ver lo mismo mil veces, por un lado, y por otro cuando les explicas de dónde vienes y a dónde quieres ir a parar la conversación cambia mucho para ambos “bandos”.

El tema “Black Sheep” es uno de los momentos del disco. Un temazo. Uno de mis favoritos: ¿cuáles son los vuestros?
Muchas gracias. Ahora mismo estamos completamente encantados con el disco entero, todavía no ha surgido esa cuestión: los conciertos lo dirán, imaginamos.

Habéis hecho una gira por Estados Unidos. Vi el video que grabasteis pero: ¿qué nos podéis contar de la experiencia?
Fue una experiencia inolvidable: coger carretera y manta, tocar con bandas locales, estar en sus “líos” y costumbres… una barbacoa familiar o pescando en los lagos de la zona de Michigan.
Fue una gozada y la gente quedó encantada: hemos muchos amigos que ahí siguen. Esperamos volver pronto.

Me viene a la cabeza videos de por ejemplo The Hellacopters o Gluecifer que aquí lo petaban tocando en Estados Unidos en garitos de mala muerte. Me imagino que tiene que ser difícil sorprender a los americanos con su propia música: ¿cómo lo veis?
El rock se ha vuelto universal, que naciera en un sitio u otro es en este caso circunstancial porque nosotros lo oíamos desde críos. No obstante lo cierto es que, como nuestra música rebusca en los tiempos anteriores o contemporáneos al blues y el rock de los primeros años, se puede decir que al ir allí cuando menos se llevaron una sorpresa porque ven bien de dónde sacas las cosas por su misma cultura. Quizá es difícil que otros países cojan en nivel medio de las bandas de allí, pero ya vamos viendo que hay grupos de casi cualquier parte del mundo que pueden dar un puño en la mesa del rock and roll.

Ayer nos preguntaba un periodista californiano de dónde habíamos sacado la idea de tocar lo que se puede decir que es su folklore: la respuesta es que su folklore se ha convertido prácticamente en el de cualquier occidental, no es por nada en particular.

¿Como es un directo de Los Brazos para el que no os haya visto?.
Llegas allí y ves a tres amigos que se muestran como son y hacen todo lo que pueden por compartir ese rato contigo. Acústicamente procuramos sonar lo más compacto y perfecto que el local permita, y en cuanto a las canciones: pues suenan más potentes en directo, eso es inevitable.

Pues nada, gracias por vuestro tiempo, suerte y decir lo que queráis.
Decir que quien quiera estar en contacto puede escribir a info@losbrazos.com, contarnos de dónde es, y así cuando pasemos por allí –y solo cuando pasemos por allí u ocurra algo gordo- le escribiremos.
A todos los que están escuchándonos y ayudándonos deciros que muchísimas gracias, que no tenemos palabras para agradecer esto, que está siendo muy bonito.
Y a ti concretamente que estás invitado al bolo que quieras donde quieras para que nos conozcamos personalmente y te demos un abrazo. Gracias de verdad.


Texto por Antonio Lopez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *