ZINEMALDIA 2015: DÍA 1

REGRESSION (Alejandro Amenábar), España

La sexta película de Amenábar fue la encargada de abrir la 63ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, una propuesta que auguraba un Zinemaldi muy flojo, como ya venía pasando en Cannes. Si algo destaca en “Regression” es que no destaca en nada. Tanto la historia como los personajes son planos a pesar de tener un argumento interesante. Repleta de absurdos diálogos y de una palpable pretenciosidad, no podemos destacar nada más que la interpretación de David Dencik, el único actor al que parece que se ha dirigido.  Resulta incomprensible que dos actores tan correctos (Ethan Hawke y Emma Watson) resulten tan sumamente patéticos. El desarrollo de los personajes es inexistente, con lo que es imposible empatizar con unos personajes que carecen de estructura. Un intento de aproximación al cine de Shyamalan, como siempre ha pretendido Amenábar, pero evidentemente sin un buen resultado. Y, como siempre, dando más explicaciones de las necesarias durante el desenlace (e incluso el desarrollo) del film. Lejos queda ya el joven Amenábar de Tesis. “Regression” es, simplemente, una película para olvidar.

THE ASSASIN (Hou Hsiao-Hsien), Taiwan

La primera Perla de esta edición, estrenada anteriormente en Cannes, y mi primera gran decepción. La nueva película de Hou Hsiao-Hsien (El vuelo del globo rojo, Three Times, Café Lumière), rodada en formato de 4:3, posee una belleza cinematográfica innegable, una delicia visual en la que la fotografía es la protagonista, pero con un guión lleno de agujeros en el que la narrativa pasa a un segundo plano, un ritmo soporífero y un argumento incomprensible e incoherente en el que no pasa absolutamente nada aun cuando el director pretender sorprenderte con la más pura evidencia. Así que, aunque visualmente sea una maravilla, la inconsistencia de su desarrollo la hace una película vacía que me hizo levantarme, por primera vez en un festival, de mi butaca.

TRUMAN (Cesc Gay), España

Muy en la línea de Nakache y Toledano, la nueva película del catalán Cesc Gay trata en tono de humor una situación dramática que se desarrolla con total naturalidad en la que se ponen sobra la mesa las relaciones de afecto masculinas, siempre más reprimidas, más cuestionadas. De Truman no esperaba gran cosa por lo poco novedoso del argumento, pero lo cierto es que me resultó una película tierna y divertida, y con un duelo de titanes que el próximo año recibirán algún Goya, ya que tanto Darín como Cámara están realmente increíbles. Una película sencilla sobre sentimientos, donde las miradas y pausas tienen gran importancia, un tanto sensiblera pero muy bien realizada y que logra conmover.

ONE OF US (Stephan Richter), Austria

La primera película en proyectarse de la sección de Nuevos Directores, “One of Us” de Stephan Richter destaca por su gran potencia visual y su radical visión de la moderna Austria, en la que unos adolescentes tratan de disfrutar a su manera cometiendo todo tipo de ilegalidades por ganarse el respeto de otros mayores un tanto cuestionables. La historia se desarrolla prácticamente en una única localización. Narra, a través de unos planos muy bien compuestos, su propia visión, nada gratificante, de una juventud sin futuro en uno de los países más ricos de Europa. Una propuesta fresca y muy recomendable.


Texto por zaioa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *