Jazz Vitoria: CHICK COREA Y HERBIE HANCOCK

Hoy ha finalizado el Festival de Jazz De Vitoria-Gasteiz y lo ha hecho a lo grande, con 2 de los pianistas más «bestias» que hay hoy en día: Chick Corea y Herbie Hancock.

En el escenario 2 pianos de cola tope gama, Un fazioli para Hancock y un Yamaha para Corea. La sección electrónica la componían un Korg Kronos para Hancock y un Yamaha Motif XS8 para Corea.

Ni que decir tiene que el polideportivo estaba lleno.

En seguida se ganaron al público incluso antes de tocar, posaron para las fotos y empezaron a hablar un poco antes de empezar.
coreahancock_18072015_10
Se pusieron manos a la obra y aquí empezó la fiesta; notas y notas y más notas en un lenguage de muy alto nivel que a veces cuesta entender, aunque ellos se entendían a la perfección, alternando pasajes, adornos, melodías y un no se qué más. El caso es que eran capaces de mantener esa «conversación» durante mucho tiempo.

Cuando empezaron con los sintes, la cosa se subió al tercer o cuarto planeta extrasolar. Era como un experimento de sonidos, a veces mezclados con el piano, que personalmente se me escapa a la comprensión. Pensé que eran 2 extraterrestres comunicándose en un extraño idioma indescifrable. O simplemente 2 colgaos vacilando al personal. Lo que tengo que reconocer es que había algo que te obligaba a estar atento.

Hubo un momento en el que Corea empezó a hacer ritmos con un montón de samples mientras que Hancock seguía con sus ruidos sintetizados en lo que he llamado un momento «Jarre» (por Jean Michel Jarre).

Afortunadamente tocaron mucho más los pianos que los sintetizadores y es que, en mi opinión, tanto sonido extraño es un poco excesivo (por no decir rayante).

Podría comparar lo que tocaban al piano como fugas de Bach modernas, solo que Bach lo habría compuesto para 2 manos y aquí había cuatro así que no se decir la cantidad de voces que sonaban simultáneamente.

Hubo 2 grandes momentos donde la gente alivió un poco su concentración. El primero fue cuando tocaron Cantaloupe Island (que la gente reconoció al instante), he de decir que la intro era lo reconocible porque no se las vueltas que le dieron para hacerlo tremandamente complicado, madre mia! y para ellos es como si nada!.

El otro momento fue con el tema Spain. Este fue el gran momentazó ya que hicieron participar al público y eso hizo que la gente se enganchara más todavía y se lo pasara bien. La verdad es que fue divertido. Argumentaron que no eran un dúo sino un trío: ellos 2 y el público. Así que Corea ,en una miniclase de armonía, enseñó a la gente lo que era un acorde. A cada lado del escenario asignó una nota para que la gente cantara y a modo de director hizo sonar el acorde vocal cuando fue pertinene en medio del tema. Todo esto ayudado por Hancock que hacía de intérprete más o menos como podía.
coreahancock_18072015_2
La versión de Spain también fue muy particular y cuando acabó los aplausos tardaron mucho en dejar de sonar.

En definitiva un concierto denso pero que a la vez se hizo corto.

¡Hasta el año que viene Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz!


Lugar: Mendizorroza (Vitoria)
Fecha del evento: 18 de julio de 2015
Texto y fotografías: gonzacid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *