LOS PLANETAS, A TRAVESIA PARA GANAR LA COPA DE EUROPA.

Al igual que en los conciertos de las pasadas temporadas, en el ciclo de directos que los de Granada están realizando para presentar el EP “Dobles fatigas” (2015), la noche comenzó con Los Poetas,con sus diez minutos de distorsión, ritmo in crescendo y letanía que anunciaba lo ya sabido desde la publicación de “La Leyenda del Espacio” (2007). Los Planetas actualmente ofrecen un espectáculo sin concesiones, rotundo, ejemplar y evolutivo.

Los temas que incluyen en su repertorio hoy por hoy aparecen porque cumplen su labor en la lógica interna del cancionero para mostrar la faceta del grupo tras una evolución musical y sonora de más veinte años. Más cercanos a un rock ruidista, contemporáneo y ambiental que al power pop de sus comienzos, sin dudas ni tropiezos durante dos horas, el grupo realizó en la sala de conciertos bilbaína una actuación inconmensurable, con Eric tremendo a la batería, Jota muy certero y Florent perfecto, obteniendo momentos bellos y emocionales desde las seis cuerdas de su guitarra.

Fueron El duendecillo verde y Motores de Combustión las elegidas para estrenar las composiciones nuevas que se incluyen en su nueva obra y que se encuentran en buena sintonía entre la recuperación de una eterna Toxicosmos, la infalible Santos que yo te pinte o la directa y vengativa Devuélveme la pasta. Lo que la banda consigue durante la primera parte de la velada es envolver en sentimientos sónicos al público, subirlo palmo a palmo en una creciente nebulosa de recuerdos, sueños, melancolía y vitalidad hasta atraparlo y hacerlo suyo. Siempre ha existido una coyuntura relacional entre las letras de J y una generación que nos hemos visto reflejados en frases sencillas, aunque llenas de matices y asimilables desde la primera sílaba hasta el último punto.

Y en el momento clave, cuando se da por hecho la victoria, el equipo decide golear y atacar la recta final con la apoteósica Reunión en la cumbre (con guiño incluido a Kortatu y su revuelta en el frenopático) y la explosiva Pesadilla en el Parque de Atracciones. Sin tiempo para recuperarse, los dos bises consecutivos estuvieron cargados de clásicos: Segundo Premio, Alegrías del Incendio, David y Claudia, Un buen día y De Viaje. Abrumador.

Con un público exaltado que deseábamos más, Los Planetas decidieron otorgar un nuevo regalo. O un nuevo zarpazo para completar la clase magistral. De nuevo en escena, los primeros compases de La Copa de Europa hace saltar mitad lágrimas, mitad sonrisas en uno de los momentos musicales del año.


Lugar: Fever (Bilbao)
Fecha del evento: 13 de junio de 2015
Texto: ruben
Fotografía: Bea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *