GLASTONBURY 2014: EL FESTIVAL INCOMPARABLE

Cuando llegas a Glastonbury, lo primero que piensas es que no has acudido a ningún evento musical similar. Cuando termina el festival tienes la certeza de que es incomparable. En primer lugar existe una total libertad de elección de la experiencia que quieres vivir durante los seis días que está la granja abierta. Desde instalarte junto a uno de los escenarios mayoritarios hasta recogerte en un lugar apartado para descansar. Teniendo en cuenta que no hay diferencia entre zonas de acampada y espacios musicales, por lo que tienes en todo momento al alcance lo que lleves para pasar cada jornada.

Zonas familiares, paisajes encantadores, convivencia tranquila o absoluta fiesta, lo que desees en cada momento. Los escenarios están preparados, el sonido es impecable desde la Pirámide hasta el último bar con actuaciones para cincuenta personas. Estos últimos con unas ambientaciones impensables. Y por encima de todo, un respeto máximo hacia la música por parte de cada espectador.

La jornada del sábado contaba con Manic Street Preachers, Metallica, MGMT, Coutney Barnett, Jack White, Seun Kuti & Egypt 80, Bryan Ferry entre decenas de artistas y grupos. Pixies agradaron con un final antológico de grandes clásicos, Robert Plant demostró que sigue teniendo voz potente y sus recuerdos a Led Zeppelin nos hicieron desear una nueva reunión, Warpaint dejaron claro que tienen mucho que decir en el panorama actual. Entre toda esa oferta, aquí la crónica de varios de los conciertos:

MIDLAKE, OTHER STAGE, 13:40
La salida de Tim Smith del grupo de Texas no significó un cisma sino una mirada hacia el futuro, que en primer lugar se materializó en un interesante disco, “Antiphon” (2013) que adopta diferentes matices y posteriormente en una gira que recaló en el festival inglés ofreciendo un repertorio basado en los últimos trabajos, recomendando el concierto de su compañero y amigo John Grant y realizando una versión memorable de I Shall Be Released. NOTA: El vídeo es del concierto para la cadena BBC dentro del festival.

LANA DEL REY, PYRAMID STAGE, 16:00
Una actuación sensible, sorprendente, con detalles de diva y en definitiva notable. A pesar del reciente “Ultraviolence” de este mismo año, el repertorio se centró en todos los aciertos de “Born to die” (2012), logrando emocionar al mayor recinto de Glastonbury en el que no cabía una persona más. El final con Video Games y National Anthem pusieron el broche. El único detalle que desluce el conjunto de su gira actual son las segundas voces pregrabadas.

ANNA CALVI, THE PARK, 20:00
Con dos discos sobresalientes publicados, Anna Calvi demostró en un magnífico concierto combinar el rock en sus diferentes versiones, siempre con  una instrumentación adecuada y cantando de una manera insuperable, épica sin grandilocuencia. Eliza, Suzanne & I y Desire fueron momentos clave.

JAKE BUGG, OTHER STAGE, 22:30
Uno de los triunfadores de la edición de 2014. Un concierto de maestro, o del alumno más aventajado recordando que tan solo cuenta con veinte años. Ha hecho los deberes, aprendiendo del primer Dylan, de Van Morrison, de la música popular británica de las dos pasadas décadas y con su particular voz y visión musical ofrecer un directo mayúsculo tanto en los momentos eléctricos como en los acústicos, en los reflexivos como en los rabiosos.


JOHN TALABOT B2B JAMIE XX, THE BEAT HOTEL, 00:00
Una sesión donde la elegancia toma el primer plano, sin olvidar la fiesta donde multitud de amigos se sumaron a ayudar a estas cuatro prodigiosas manos a los platos. Un cierre de fiesta único.


Lugar: Pilton (Inglaterra)
Fecha del evento: 28 de junio de 2014
Texto: ruben

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *