Kalimotxo Rock, festival de los tributos

Sólo se puede calificar como un éxito rotundo la celebración este pasado fin de semana del festival de tributos Kalimotxo Rock en el Kafe Antzokia de Bilbao. Con las entradas para el concierto del sábado agotadas desde hace tiempo, se añadió una fecha más, la del domingo, para repetir el homenaje a tres de las bandas más relevantes del rock estatal de los últimos 20 años. Cada uno en su estilo, Extremoduro, Platero y Tú y Marea, han sido y son grupos de enorme aceptación entre los amantes del rock enérgico, fiestero y protestón. Se añade al denominador común de estas tres formaciones el hecho de que todas ellas saltarán a la fama durante los años 90 del pasado siglo. Hablamos, por tanto, de bandas que se pueden calificar de veteranas y que han influido de forma determinante en grupos posteriores.

Es por esto que no es de extrañar que surjan bandas de tributo a las agrupaciones rockeras que han formado parte de la banda sonora de las vidas de sus componentes.

En el caso de Marea, banda navarra formada a finales de los 90 por Kutxi Romero, no cabe duda de que es una de las muchas bandas de rock que han tomado como referencia a Extremoduro, aunque a diferencia de otras muchas, han sabido combinar sus influencias con una personalidad y sonidos propios, así como unas letras que marcan claramente el estilo del grupo. Triscando en la hierba fue la banda tributo que abrió el concierto del sábado 1 de febrero en un Kafe Antzokia lleno hasta la bandera. No cabe duda de que el grupo es capaz de clavar la energía y el potente sonido de la banda a la que rinden tributo, incluida la característica voz de su cantante. Habría que destacar también el trabajo más que solvente del guitarra solista. Triscando en la hierba descargaron durante casi una hora el rock intenso y feroz de Marea y lograron una evidente conexión con el público.

Se agradece que la aparición de la segunda banda fuera inmediatamente después de la despedida del primer grupo, sin tener que esperar largos minutos entre un concierto y otro. Sobre el escenario se plantaron Iros todos a tomar por culo, banda tributo a Extremoduro, el más veterano y exitoso de los grupos homenajeados en este festival. La elección de nombre tan rotundo (título del álbum en directo de Extremoduro de 1997) da una pista de la vertiente de Extremoduro con la que el grupo se siente más cercano. Y es que Iros todos a tomar por culo adaptaron el sonido más agresivo y macarra del grupo de Robe Iniesta, haciendo hincapié en las primeras épocas de Extremoduro. De hecho, su repertorio se centró en los primeros discos de la banda vasco-extremeña y los temas más recientes que tocaron datan de 2002. Nada de las exquisiteces de “La ley innata” (2008), “Material defectuoso” (2011)  o el más reciente “Para todos los públicos” (2013). Lo suyo es el rock agresivo y potente. El público respondió con entusiasmo, gracias en buena medida a la peculiar y desinhibida actitud del cantante de la banda, ataviado con un pareo al más puro estilo del Robe Iniesta de finales de los noventa.

Por último, aparecieron sobre el escenario Los Platero, que se metieron al público en el bolsillo desde el primer minuto gracias, no sólo por rendir tributo a los bilbaínos Platero y Tú, sino porque el cantante apareció en escena con una camiseta del Athletic, lanzando improperios contra el Real Madrid (al día siguiente ambos equipos se la jugaban en San Mamés). Sus apoyos al Rayo Vallecano fueron menos celebrados por el público forofo que, sin embargo, respondió con absoluta entrega a las potentes y vertiginosas versiones rockanroleras y kalimotxeras de Platero y Tú que, como bien recordó el cantante de la banda tributo, grabaron en el propio Kafe Antzokia su celebrado disco en directo “A pelo” (1996). Los Platero no se dejaron en el tintero prácticamente ninguno de los himnos del grupo bilbaínos capitaneado en su día por Fito Cabrales e Iñaki Antón.

Las tres bandas dieron la talla con creces y a buen seguro aportaron lo que esperaba de ellos un público con ganas de rock and roll y fiesta para una fría noche de sábado. El calorcito y el rock and roll estuvieron en el Antzokia. El kalimotxo, por supuesto, tampoco faltó.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del evento: 01 de febrero de 2014
Texto: nkn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *