BASIA BULAT y UNAI AZKUNE en la sala BBK

Un placer las propuestas musicales que nos brindaron en la sala BBK, con Basia Bulat y Unai Azkune. Una sala casi llena, con un sonido espectacular y con un público con ganas de disfrutar de la buena música de estos dos fenómenos.

La velada entró en calor de la mano del vasco Unai, pasadas las 20 h. apareció sobre el escenario, salió solo con su guitarra, desde el primer momento le vimos seguro con sus canciones y poco a poco se ganó al público con su guitarreo y con su folk.  Para terminar su breve pero intenso concierto, toco una canción de Jason Molina (uno de los artistas clave del folk-rock alternativo de las dos últimas décadas).

Una vez terminado el concierto de Unai, salió Deu (cantante de We are standard) donde nos comentó que en unos minutos se subiría al escenario de la sala BBK  la canadiense Basia Bulat. Pasado esos minutos vemos salir por un lado del escenario a la artista con ukelele en mano,  instrumento que comenzó su actuación con la canción «The city with no rivers».

En su primera visita a Bilbao, se noto a la artista con ganas de conquistar al público presente en la sala BBK, no le fue complicado porque a pesar de tener una voz portentosa, nos ganó con su simpatía y su postura comunicativa con los asistentes durante todo el concierto. Desde un primer momento empezó a hablar en castellano, pregunto cómo se decía «hola» en euskera, que antes le habían dicho pero que no lo recordaba y la dijeron que era «aúpa», así que nos saludo en euskera con su simpatía.

Durante el concierto que duró aproximadamente una hora pudimos disfrutar de canciones de sus trabajos publicados hasta la fecha y de la polivalencia que posee, porque a pesar de estar sola en el escenario, en cada canción solía tocar algún instrumento diferente pasando por el ukelele, teclado, guitarra y la famosa autoarpa de 99 años.

Entre canción y canción, estuvo constantemente agradeció al público y preguntando a ver si estábamos todos bien, en el cual todos dijimos un rotundo SI, ella nos dijo que éramos un público «guay» y que le encanta Bilbao que es una ciudad muy bonita y especial y también se acordó en agradecer a Deu y a Coconut producciones por dejarla tocar en la sala BBK.

Unos de los puntos fuertes fue cuando toco la canción «Heart of my own» del disco que da nombre, con este tema pudimos comprobar la vitalidad, fuerza y la clase que posee Basia. También toco la canción «promise not to think about love» donde utilizo una máquina que copia y reproduce los sonidos y en este caso copio unos sonidos que hizo con los pies, luego también destacar la canción «tall tall shadow» de su último álbum que también da nombre, con este tema se despidió dando otra vez gracias a todos.

pero como en todo concierto faltaba el Bis, así que volvió al escenario y lo primero que dijo fue dar las gracias a Unai por tocar antes y cogió otra vez el ukelele para hacer una cover de la canción «Tu Nombre Me Sabe A Yerba» de Joan Manuel Serrat donde pudimos ver que se maneja a las mil maravilla en castellano y donde dio su toque personal a la canción, después de la canción nos comento que nunca imagino cantar en castellano, y que para ella es todo un orgullo poder cantar en este idioma. Ya para poner punto y final a esta velada nos toco» It Can’t Be You» perfecta canción para poner el broche de oro a una magnífica actuación.


Lugar: Sala BBK (Bilbao)
Fecha del evento: 01 de febrero de 2014
Texto: David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *