DELOREAN, BAIO y DJ AMABLE en Razzmatazz

El pasado viernes 13 de diciembre, fecha perfecta para salir y encontrarte con algún asesino en serie, llego apresuradamente a Razzmatazz, pensando que el concierto empieza a la 1:00h. Y me encuentro con una larga cola que llega hasta la esquina. Afortunadamente, aún no han abierto las puertas, y hasta las 2.00h no empieza la actuación. Una vez dentro, me pierdo en una maraña de pasillos y escaleras, aún habiéndole preguntado a un par de responsables de seguridad. Si estando serena ya me ocurre esto, no me quiero ni imaginar los que están de fiesta hasta las seis de la mañana…

En fin, me pido una copa para hacer tiempo hasta que salga en escena  Chris BAIO, bajista de Vampire Weekend, y amante de la música dance. Sus inicios en este mundo fueron dirigiendo una radio, además de montar fiestas y pinchar en ellas. Actualmente, actúa en los mejores clubs de todo el mundo, con un sello muy personal sin seguir estilos.

El neoyorquino Baio nos viene a presentar su último EP Mira. Empieza con temas más tranquilos como Banj y Zona, incluyendo otros como Anonimyty y Tanto de su anterior EP Sunburn. Poco a poco, se va animando con temas como Mira y Sunburn Modern. Música electrónica, combinada con vocales sensuales, y bases de bombos y tambores, nos invitan a bailar siguiendo el ritmo muy bien acompasado.

El set debe durar una hora. Pero el Dj se lo está pasando tan bien, que no se da cuenta de que un miembro del equipo de sonido, está esperando para preparar el escenario a Delorean. Levanto la mano para despedirme de Chris. Me responde con un gesto de Ok y un guiño de ojo. A pesar de que no abrió la boca en toda su aparición, me pareció muy majo con sus gafas de pasta vintage, y su jersey rojo deFred Perry.

Con la sala llena hasta los topes, los siguientes en aparecer en escena son los de Zarautz. Después de cuatro años dando la vuelta al mundo, gracias al exitazo de su anterior álbum Subiza, vuelven a la carga con el quinto disco de estudio titulado Apar. Con el tema Spirit nos introducen en un sonido más analógico y guitarrero, de la mano de Guillermo Astrain. Aunque con Dominion vuelven a su estilo más personal con bases electrónicas. Aquí vemos a Unai Lazcano (teclados) golpear unos tambores de lo lindo. Este chico siempre desprende una energía increíble en todos sus conciertos. Cualquier día le tendrán que amarrar el teclado al suelo, o saldrá disparado del escenario. Destitute time, single presentación, nos lleva al público a cantar con ellos, y saltar entre flashes de colores. Creo que aquí fue el momento en el que perdí mi adorado teléfono. Tanto a sus fans incondicionales que seguimos su carrera musical desde el año 2000, como a sus nuevos adeptos, nos vuelven locos temas como Deli, Seasun, y Big Dipper de su segundo EP Ayrton Senna. Por cierto, título dedicado al famoso piloto brasileño de Fórmula 1. Delorean sabe que estos temas, y otros como Stay close y Real Love de Subiza, no pueden faltar en ninguna de sus actuaciones. Ekhi Lopetegi (cantante y bajo) nos agradece nuestra asistencia, y se despiden. A pesar de que corro a primera fila para gritar “beste bat”, que significa “otra más” en euskera, su idioma natal. No hay suerte, y no vuelven a salir al escenario. He echado en falta el look geek de Igor Escudero (batería), se nos ha pasado a las lentillas y a los tatoos.

Con un sonido increíble, dejan la sala caliente para seguir con la fiesta, y bailar con Dj Amable. Hasta que nos encienden las luces en señal de que ya es hora de irse a casa. Noche divertida y llena de anécdotas donde las haya.

Gracias Baio y Delorean


Lugar: Razzmatazz (Barcelona)
Fecha del evento: 13 de diciembre de 2013
Texto: joanna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *