IVAN FERREIRO en el Kafe Antzokia

El pasado sábado 30 de noviembre tuvimos la oportunidad de volver a ver en directo en Bilbao a Iván Ferreiro. No es la primera vez que el músico vigués actúa en el Kafe Antzokia, no en vano son más de 20 años los que lleva en esto de la música, contando la década larga que estuvo al frente de Los Piratas.

Como teloneros teníamos a Nicolás, proyecto del vigués Nicolás Pastoriza, acompañado por Martiño Toro (bajista en la nueva gira de Iván Ferreiro). Lo suyo son las canciones de pop alternativo más o menos sencillo, letras pretendidamente ingeniosas (“La canción del telonero”, “Hoy le disparé al presidente”…) y voz un poco cansina a lo Planetas. No hay que negarles el cuajo para hacer referencia al “Dear Prudence” de los Beatles o una versión del propio Iván Ferreiro. Si su actuación, prevista para las 21:40 empezó con diez minutos de retraso, la cosa se alargó hasta las 22:30, lo que hizo que la aparición de Iván Ferreiro se retrasase cerca de 20 minutos.

A eso de las 22:50 apareció sobre el escenario el quinteto de músicos que acompañan a Iván Ferreiro en esta gira: los habituales Amaro Ferreiro a la guitarra, Pablo Novoa a los teclados y Emilio Sanz a la guitarra, junto a las nuevas adquisiciones Martiño Toro al bajo y Gael Pintos a la batería.

Pocos segundos después apareció sobre el escenario un trajeado Iván Ferreiro, quien a lo largo del concierto repasó con su banda toda su carrera, desde temas míticos de Los Piratas como, “Años 80”, “Promesas”, “El equilibrio es imposible” o “Inerte” hasta su nuevo álbum “Val Miñor-Madrid: Historia y cronología del mundo” que fue interpretado casi en su totalidad, pasando por temas de su carrera en solitario como “Turnedo”, “Abrázame” (sorprendente y efectiva versión de Julio Iglesias), “Tristeza”, “Jet lag”, “El viaje de Chihiro” y nada menos que cuatro versiones seguidas interpretadas exclusivamente por el músico vigués sentado a los teclados. Entre ellas, temas de Quique González y los cansinos y sobrevalorados El último de la fila.

La anécdota de la noche llegó cuando la banda abordó “Twin Peaks”, tema de su nuevo álbum, al que Iván Ferreiro añadió su voz de forma considerablemente desafinada. El desastre llegó en el estribillo con el cantante completamente fuera de tono y parando el tema en seco advirtiendo “vamos a parar porque me está saliendo como el culo, ¿no? Llevo cagandola desde el principio”. Tras el cachondeo generalizado, la banda volvió a intentarlo sorprendentemente con idéntico resultado. Al parecer, esa noche Iván Ferreiro tenía el estribillo de “Twin Peaks” atravesado y era incapaz de recordar la melodía del estribillo. Consiguió salir del apuro con su buen sentido del humor y simpatía, mezcladas con un evidente rubor: “Os juro que es la primera vez que me pasa”. A fin de evitar caer en el ridículo errando una tercera vez, Iván Ferreiro decidió pasar al siguiente tema, “El equilibrio es imposible” de Los Piratas, que fue recibido con entusiasmo por un público entregado desde el primer momento. La anécdota no debe ensombrecer un estupendo concierto en el que los músicos y el propio Iván Ferreiro demostraron una vez más su talento como músicos e instrumentistas.

El primer parón se produjo apenas sobrepasada la hora de concierto. Afortunadamente, Ferreiro y su banda volvieron a salir hasta tres veces llegando a las dos horas de actuación. Cuenta Iván Ferreiro que con su nuevo álbum ha querido dar un giro a su sonido y hacer un trabajo más optimista, alejándose de la tristeza de trabajos como “Canciones para el tiempo y la distancia” (2005), “Siete y media” (2006), “Mentiroso, mentiros” (2007) o la amargura de “Picnic extraterrestre” (2010). Lo cierto es que ese optimismo fue trasladado con éxito al escenario, resultando un concierto más festivo y “bailable” que la intensa y bella melancolía de giras pasadas (recuerdo especialmente un larguísimo y emocionante concierto en 2007 también en el Kafe Antzokia).

En resumen, pudimos disfrutar de un concierto estupendo y divertido, en el que Iván Ferreiro se mostró particularmente comunicativo, provocador y bromista con el público (“Los vascuences siempre me habéis caído muy bien”). Su banda sigue siendo altamente efectiva e imaginativa en los arreglos y el espectáculo en conjunto merece la pena sobradamente.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del evento: 30 de noviembre de 2013
Texto: Andeka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *